Pride: when social issues become strategic

McKinsey Quarterly hablaba en un artículo suyo de referencia sobre “When social issues become strategic”: la última frontera donde sorprender a los stakeholders; pero también donde generar afectos insoslayables, boicots y las mayores controversias.

Pepsico ha lanzado una leche con un simple arcoíris en el packaging, y ya han saltado avezados miembros del grupo activista de turno detectando oscuros intentos de promover la sexualidad libre. Como mínimo la controversia generada en su día por General Mills apoyando explícitamente la libertad sexual era originada por un valor, no por un diseñador bucólico. Y el caso más reciente ha sido directo, claro, explícito, estratégico: Oreo “proudly support love”, aunque también deba aclarar en el pie de foto que la galleta fotografiada tiene “creme colors that do not exist”. Resultado: 27 millones de seguidores en Facebook debatiendo entre el apostolado y los abandonos; 300.000 likes, y un estudio de ForSight detectando la adhesión inquebrantable del 67% de los fans; exconsumidores llorando y escupiendo por ser la misma Oreo que lamía con su hijo.

Pueden o deben expresar las marcas su postura social, su postura política? Es preferible pecar de aburrido, de neutro sin conflictos, o expresar valores que generen pasión?.  Como dijo el Presidente de Coca-Cola en España (apoyando tanto las Jornadas Mundiales de la Juventud de Benedicto XVI como el Love Parade de Berlín), una marca no debe tener opinión?.

Related posts:

Case Studies, Collaborations, Private Sector | , , , ,

Leave a comment

Email will not be published

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*