Archivo del July, 2012

Art’s sake or Business sake?

Los principios de la creación del valor del marketing son aplicados en algunos campos de actividad no solo con reticencias sino generando amplios debates: por ejemplo en las artes, donde los conceptos de arts management, arts marketing e incluso arts administrator son referentes de su peculiaridad. Estamos realizando un período de investigación en Northeastern University por invitación de Anthony De Ritis, un profesor, investigador, compositor y manager apasionante; con el objetivo de reflexionar e iniciar una investigación sobre si el arte debería cumplir “Art for Art’s Sake or Art for Business Sake”.

Algunos referentes apasionantes en este campo son por ejemplo el trabajo del profesor Ian Fillis; o analizado desde el lado opuesto, la aportación del arte y el diseño al management con conceptos como el design thinking y la d-school generados desde Stanford University, Rotman School of Management o el propio ESADE con el Art Center College of Design.

Un referente actual de esta reflexión o debate es la gestión de London 2012, cuyo logo olímpico ha sido por primera vez aceptado que sea utilizado en diferentes versiones, que además se adaptan extraordinariamente a los colores corporativos de algunos sponsors. Arte por el placer del arte o para crear valor desde el marketing? 

Case Studies, Personal, Private Sector | , Leave a comment Permalink

Contadores Green Ticker contra bottled water

Nuestra entrada previa sobre el consumo de agua embotellada ha generado diversos comentarios, ideas, propuestas. Reflexionando sobre ellas, me encontré en nuestra propia institución con un nuevo sistema de facilitar agua: un dispensador de agua que sustituye la necesidad de compra de agua embotellada (y en una business school internacional como la nuestra, los grupos de alumnos escandinavos o norteamericanos con una botella de agua mineral debajo del brazo son constantes). La nueva máquina (la impresionante Elkay Cooler Combo, hagamos publicity de ideas brillantes) tiene muy diversas políticas de marketing para crear valor: es más rápida que los habituales dispensadores, puede utilizarse con una sola mano, e incluso tiene un sensor que permite el llenado automático de las botellas.

Pero además incorpora un excelente ejemplo de societal marketing: un contador Green Ticker. Sabemos que el consumidor desea recibir elementos tangibles en la compra de un servicio: un informe generado por ordenador cuando realiza la revisión de los neumáticos de su automóvil, o un diagnóstico gráfico del estado de higiene de sus dientes cuando realiza una higiene dental. Nos gusta ver tangibles, y aún más cuanto más intangible es el servicio. Aquí juega el contador Green Ticker: cuantifica el número de botellas plásticas ahorradas y no desechadas al medio ambiente. Y así yo, cada vez que acudo al dispensador veo que en nuestra pequeña organización hemos ahorrado ya 12.000 botellas de litro de agua en unos meses, y refuerzo el valor y satisfacción con el servicio recibido, y con la acción realizada. 

Realmente es una excelente reflexión en términos de marketing el diseñar nuestros productos o servicios en términos de proporcionar al cliente el poder ver el impacto de su decisión. Por supuesto aquí la práctica puede llevarse a extremos a veces no recomendables (algunos apadrinamientos nominales de niños en donaciones a ONG de cooperación): el marketing nos proporciona análisis y herramientas sobre como crear valor, nuestros valores personales marcan los límites en su utilización. 

Cerramos con otro ejemplo totalmente distinto: como una entidad ya desaparecida como la CAN (Caja de Ahorros de Navarra) proponía a sus clientes que, toda vez que como caja de ahorros debía destinar una parte de sus beneficios a obras sociales, fuera el cliente el que la escogiera: no solo ver el impacto de la propia decisión social, sino poder escoger donde debe impactar.

Case Studies, Collaborations, Private Sector, Social Sector | , , , , Leave a comment Permalink

Science is a girl thing, o a breathtakingly sexist science video

Reconozco que como profesional del marketing siento debilidad por los proyectos de la Unión Europea vinculados a la orientación al mercado. Una organización que, a pesar de los infundios sobre los parlamentarios marcando a las siete de la mañana del viernes para volver a su país cobrando la dieta, es capaz de generar proyectos únicos como la Comisión sobre la idoneidad de la docena de huevos, o ser el único organismo que gracias a sus 750 miembros es capaz de dar la bienvenida a la tercera revolución industrial, la primera revolución planificada, prevista y televisada.

Si hablamos de marketing social, su último proyecto de promover que las mujeres se dediquen a la ciencia es abrumador. Science: it’s a girl thing es de manual. El hashtag #cientificas con tacones, frases como “mirroring this atrocity so those responsible can never escape it” en las redes sociales, una marca que ni tan solo es original y que había sido utilizada anteriormente por ejemplo en campus universitarios sin generar ninguna queja. En fin, como dice Time,  ”The EU’s Breathtakingly Sexist Science Video“.

Nunca podremos saber cual ha sido el presupuesto dedicado a tamaño proyecto de Women in Research and Innovation: 6 workshops, flashmob, DJ Sand de Bruselas enseñando la relación entre las matemáticas y la música, discussion teams. Todo ello en un acto de impacto continental en la explanada del Parlamento Europeo, requiriendo la colaboración de miles de funcionarios: la comunidad de scientix.eu, European Schoolnet, European Roundtable of Industrialists, el proyecto U4Energy, el proyecto XPlore Health, y en fín otros cientos de proyectos que nos están cambiando nuestras vidas.

Para justificar el gasto decidieron realizar el vídeo de referencia, lanzado al mercado el 21 de junio. El objetivo declarado es: “the European Commission will launch a communication campaign to encourage girls to study science-related subjects and to engage young women in research careers. The campaign will challenge stereotypes on science and show young people, especially girls and young women, that science can be a great opportunity for their future. The campaign will also underline the importance of science and research in finding concrete solutions to our world’s problems (food and energy security, environment, healthy ageing etc.)”. Vaya briefing para llegar a la campaña realizada, vaya uso del marketing: tachada de frívola y machista, a viral fiasco, la propia Comisión solicitó disculpas y la retiró en cuestión de días, y un portavoz tuvo que twitear “Commission doesn’t really do irony. Hope was to get young people onto site”.

A veces es fácil entender que la población no entienda el marketing, y ni se lo pueda imaginar aplicado a ámbitos sociales.

Case Studies, Public Sector | , , Leave a comment Permalink